sueños, plantas, poesía …

 
 
 
 
 
        "Todas las mañanas los mapuche nos levantamos y nos contamos los sueños.
         La mañana es el momento del día con mayor energía positiva y a partir de ahí
         los abuelos nos enseñan a interpretar los sueños".
                                                   
                                                                    Oscar,mapuche lasquenche,25 años.
 
 
 
   “YO NO ENTIENDO PORQUÉ ESTOY AQUÍ

    PORQUÉ ME ARRANCARON DE MI MAPU

        NO TENGO EL DERECHO A PENSAR COMO MAPUCHE.

        SÓLO TENGO EL DERECHO A PENSAR EN WINKA.

       YO ME TOMO LA LIBERTAD A SOÑAR EN AZUL". 

 

         Palabras del lonko  José Kariqueo  quien junto a sus hermanos y

              hermanas prisioneras políticas son declarados por la jueza

                    Isabel Uribe Molina, culpables de conducta terrorista y

                 asociación ilícita terrorista. 

 

 

machi
 

 
 
 
 
 
        Cosmovisión onírica de los mapuche (gente de la tierra)
 
 
     En las comunidades mapuche, habitantes autóctonos del sur de Chile
     y de Argentina, se ha practicado la oniromancia desde tiempos remotos.
     Entre las varias etnias que pueblan el territorio chileno, esta es la que
     más importancia le ha adjudicado a los mensajes encerrados en los sueños.
     Su cosmovisión es similar a la de muchos otros pueblos precolombinos oriundos
    de América del Sur. Las diferencias con otras culturas precolombinas,es que esta
     etnia es hablante de la misma lengua (mapudungún).
    Desde siempre este conglomerado ve como algo natural que cada individuo vea
    en lo onírico una pauta para seguir en la vida cotidiana, ya sean problemas de
    cualquier índole o como oráculo para vislumbrar el futuro.Los mapuches siguen
    una filosofía y religión extraída de los los sueños.
    En un «pewma» o sueño, los mensajes tendrán que ser interpretados y quien
    está a cargo de esta misión, generalmente, es una mujer «machi», que ejerce
   las funciones de chamán,médico y gran experta en las propiedades de las yerbas
   medicinales. La designación de esta persona también proviene de los sueños, ya
   sea de los propios y de su pueblo.Para llegar a ser «machi», además, la persona
   tiene que ser de una idoneidad a toda prueba. Después de un largo entrenamiento
   transmitido por los más ancianos, es que podrá ser «pewmafe» o sea, interprete
   de sueños.
   En un «pewma « o sueño todos los elementos del mismo son  importantes, el agua,
   el cielo, las montañas, los ríos, los árboles, la tierra , y llevan en sí, la esencia o
   alguna característica o actitud del soñante.
   Además de un significado individual, un «pewma» a veces tiene un simbolismo
   colectivo. Entonces, será desde esta perspectiva que se tomarán las decisiones
   adecuadas para toda la sociedad.
   La tradición mapuche recomienda contar los sueños todos los días temprano en
   la mañana, de lo contrario se los lleva un espíritu al cielo.
   Para ahuyentar las fuerzas malignas aparecidas en un «pewma» hay que efectuar
   rituales, con cantos y danzas. La ceremonia se hace en un circulo, a la sombra
   de un rehue y se portan en las manos hojas del canelo (árbol sagrado).
 
 
 
                             

canelo

 
 
 
          

SUEÑO AZUL

 

 

Elicura Chihuailaf

 

La casa Azul en que nací está situada en una colina

rodeada de hualles, un sauce,        nogales, castaños

un aromo primaveral en invierno –un sol con dulzor a miel de ulmos–

chilcos rodeados a su vez de picaflores

que no sabíamos si eran realidad o visión: ¡tan efímeros!

En invierno sentimos caer los robles partidos por los rayos

En los atardeceres salimos, bajo la lluvia o los arreboles a buscar las ovejas

–a veces tuvimos que llorar la muerte de algunas de ellas navegando sobre las aguas–

 

 

 

 

*Por las noches oímos los cantos cuentos y adivinanzas a orillas del fogón

respirando el aroma del pan horneado por mi abuela mi madre, o la tía María

mientras mi padre y mi abuelo –Lonko de la comunidad–

                        observaban con atención y respeto

Hablo de la memoria de mi niñez y no de una sociedad idílica

Allí, me parece, aprendí lo que era la poesía

Las grandezas de la vida cotidiana

pero sobre todo sus detalles

el destello del fuego, de los ojos, de las manos

 

 

 

*Sentado en las rodillas de mi abuela oí las primeras historias de árboles

y piedras que dialogan entre sí, con los animales y con la gente

Nada más, me decía, hay que         aprender a interpretar sus signos

y a percibir sus sonidos que suelen esconderse en el viento

Tal como mi madre ahora, ella era silenciosa y tenía una paciencia a toda prueba

Solía verla caminar de un lugar a otro, haciendo girar el huso

retorciendo la blancura de la lana Hilos que, en el telar de las noches, se iban

convirtiendo en hermosos tejidos

 

 

 

*Como mis hermanos y hermanas –más de una vez– intenté aprender ese arte, sin éxito

Pero guardé en mi memoria el contenido de los dibujos

que hablaban de la creación y resurgimiento del mundo mapuche

de fuerzas protectoras, de volcanes, de flores y aves

 

 

 

*También con mi abuelo compartimos muchas noches a la intemperie

Largos silencios, largos relatos que nos hablaban del origen    de la gente nuestra

del Primer Espíritu mapuche arrojado desde el Azul

De las almas que colgaban en        el infinito como estrellas

Nos enseñaba los caminos del cielo, sus ríos, sus señales

Cada primavera lo veía portando flores en sus orejas

y en la solapa de su vestón

o caminando descalzo sobre el rocío de la mañana

También lo recuerdo cabalgando

bajo la lluvia torrencial de un invierno entre bosques enormes

Era un hombre delgado y firme

 

 

 

*Vagando entre riachuelos bosques y nubes, veo

pasar las estaciones:

Brotes de Luna fría (invierno)

Luna del verdor (primavera)

Luna de los primeros frutos

            (fin de la primavera

            y comienzo del verano)

Luna de los frutos abundantes (verano)

y Luna de los brotes cenicientos (otoño)

 

 

 

*Salgo con mi madre y mi padre a buscar remedios y hongos

La menta para el estómago, el toronjil para la pena

el matico para el hígado y para las heridas

el coralillo para los riñones –iba diciendo ella

Bailan, bailan, los remedios de la montaña –agregaba él

haciendo que levantara las hierbas entre mis manos

Aprendo entonces los nombres de las flores y de las plantas

Los insectos cumplen su función

Nada está de más en este mundo

El universo es una dualidad

lo bueno no existe sin lo malo

La Tierra no pertenece a la gente

Mapuche significa Gente de la Tierra –me iban diciendo

 

 

 

*En el otoño los esteros comenzaban a brillar

El espíritu del agua moviéndose sobre el lecho pedregoso

el agua emergiendo desde los ojos de la Tierra

Cada año corría yo a la montaña para asistir a la maravillosa

ceremonia de la naturaleza

Luego llegaba el invierno a purificar la Tierra

para el inicio de los nuevos

<, P class=MsoNormal style="MARGIN: 0in 0in 0pt">Sueños y sembrados

A veces los guairaos pasaban        anunciándonos la enfermedad

o la muerte

Sufría yo pensando que alguno

de los Mayores que amaba

tendría que encaminarse hacia las orillas del Río de las Lágrimas

a llamar al balsero de la muerte

para ir a encontrarse con los Antepasados

y alegrarse en el País Azul

Una madrugada partió mi hermano Carlitos

Lloviznaba, era un día ceniciento

Salí a perderme en los bosques de la imaginación

            (en eso ando aún)

El sonido de los esteros nos abraza en el otoño

 

 

 

*Llueve, llovizna, amarillea

            el viento en Amsterdam

Brillan los canales

en las antiguas lámparas

            de hierro

y en los puentes levadizos

Creo ver un tulipán azul

un molino cuyas aspas giran

            y despegan

Tenemos deseos de volar:

¡Vamos!, que nada turbe

            mis sueños –me digo

Y me dejo llevar por las nubes

hacia lugares desconocidos por

            mi corazón.

 

 

 

 

 

bosque de canelos

 

 

 

El Canelo y el Mundo Espiritual
La sociedad mapuche es muy respetuosa de la naturaleza, pues su filosofía reside en el equilibrio de las fuerzas de la naturaleza y de los espíritus. Para sanar o curar a una persona enferma deben balancear las fuerzas negativas y las positivas. Por ejemplo, la pena y alegría, el rencor y el odio, son parte de las causas de las enfermedades. El uso de las plantas se combina con otros elementos, por ejemplo, el diagnóstico puede hacerse también a través de la orina del enfermo o de su ropa.
Por esto las plantas se dividen en aquellas reveladoras de la enfermedad o del maleficio, y las plantas que se emplean en el tratamiento mismo. Las primeras, permiten el contacto del machi con el mundo de los espíritus o el ngenmapu o el ordenador y entre ellos destacan el canelo, el laurel, el wilel laweno remedio del adivino. Son plantas que mantienen un don de comunicación espiritual: el foye(canelo) conversa con la kila y así cada una se pone en contacto con otro elemento natural.
 
El poder de las plantas
Los machis y huimpife cuentan con centenares de hierbas plantas de uso medicinal, con poder curativo que inducen el trance, usadas y controladas por estos especialistas médicos de la sociedad mapuche. E relevante el uso del foye o canelo, considerado un árbol sagrado, de presenciaa destacada en los eventos culturales más importantes del pueblo mapuche.
Canelo o foye (Drimys winteri).
Otros remedios relevantes son el cachenlahuen, la viravira, la retamilla, el paico y el quinchamalí.
Las numerosas plantas medicinales juegan un rol dinámico en los rituales o ceremonias sagradas como el ngill.
Dado que son las machis las que conocen las propiedades de las plantas, ello conlleva una relación mucho más compleja que el conocimiento colectivo y ancestral de los ambientes naturales y de las estaciones o cambios anuales por los que pasan plantas y animales.
 
 
 
 
 parquenacionalalerces
  
 
         

Esta entrada fue publicada en mapuche. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a sueños, plantas, poesía …

  1. Paloma dijo:

    Bordadora de sueños, sigue bordando el Universo entero, toda esta Madre Tierra con la sabiduría del pueblo Mapuche, desde la comarca de los siete ríos.
                                                                                                Paloma
    Chile-SUR…
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s