REPRESAS EN LA PATAGONIA CHILENA, LA TIERRA PIDE AUXILIO, QUIÉN SE LO DARÁ?

 
 
 
        Lamentablemente las malas noticias nos persiguen.
         Tiempo atrás fué la muerte de cisnes de cuello negro
         en Valdivia a causa de la contaminación provocada
         por Celco, que tenía un ducto clandestino, por el cual
         se vaciaban desechos contaminantes, directamente al lago.
         No hace mucho fué la instalación de celulosa Itata, en Ñipas
         que se instaló en una zona privilegiada por su microclima apto
         para el cultivo de uvas de exportación, arándanos, frutillas,
         y las ya famosas cerezas de Quinchamalí. Los vinos cosechados
         en esta zona, tienen su prestigio ganado debido a la calidad de
         de la uva de noble cepa.
         La contaminación del aire en esta zona a partir de dicha instalación
         nos hace presagiar un mal futuro para esta labor agrícola, de la cual
         dependen centenares de familias.
         La contaminación contunúa su labor destructora a través de un
         ducto submarino instalado en el lecho de la bahía de Cobquecura
         que llevará las descargas de aguas servidas directamente al mar, frente
         a las costas de la octava región.
         Ahora se nos viene la instalación de represas hidreléctricas en la Patagonia
         chilena,un pulmón de la tierra, que si no cuidamos, tendrá sus días contados
         también.
        
          
          En el blog de nuestro amigo Koldo, y que habla de "Represas en la
          Patagonia chilena".
           En verdad la ambición de algunos, no tiene límites.
 
         Texto íntegro publicado en Gara:
 
          
          2008 abril 07 Hemeroteca 
 GARA > Idatzia > Eguneko gaiakProyectos hidroeléctricos en la patagonia chilena
Endesa tiende su red en el fin del mundo
La Patagonia chilena es, todavía, uno de los últimos refugios naturales del planeta. En sus ríos se levantarán cinco represas que, como advierten los ecologistas, inundarán miles de hectáreas, obligarán a cientos de familias a abandonar sus viviendas y provocarán el fin de varias especies. Los ríos fueron regalados a la empresa española por el Estado chileno, amparándose en una norma heredada de la dictadura.
 
Joaquín FABBRI, Periodista chileno
Ya quedan pocos lugares tan puros como éste». La frase, salida de boca de un lugareño, no puede coincidir mejor con el entorno. Glaciares, montañas, ríos, lagos, fiordos, islas, bosques, estepas y humedales conforman el paisaje, por momentos salvaje, de la Patagonia chilena. Es uno de los lugares más al sur del planeta y allí sobreviven especies en vías de extinción e incluso existen anfibios aún por descubrir. Con esas características, pocos podrían extrañarse de que, año tras año, se consolide como una auténtica oferta turística. Así lo atestiguan los 40.000 visitantes anuales.
Por sus ríos corren unas de las aguas más prístinas y puras del mundo. Aguas que, gracias a un polémico reglamento heredado de la dictadura de Augusto Pinochet, pueden ser «cedidas gratuitamente» por el Estado. Una de las beneficiarias de esta política fue la filial chilena de Endesa, que planea desarrollar allí uno de sus más ambiciosos proyectos: la construcción de cinco represas que abastecerán de electricidad a Santiago de Chile. La multinacional española llevará a cabo este plan junto a Colbún, empresa chilena del Grupo Matte. Para ello, ambas firmas conformaron Hydroaysén, en la que Endesa tiene un 51% y Colbún el restante 49%.
El área donde se pretende construir las centrales hidroeléctricas se encuentra en las comunas de Cochrane, O’Higgins y Tortel, en la Provincia Capitán Prat, en la Región de Aysén. La población provincial ronda los 4.000 habitantes y sus principales actividades son las turísticas, ganaderas y forestales, según explican los portavoces de Patagonia sin Represas, plataforma compuesta por organizaciones ecologistas y vecinales.
Desde este colectivo subrayan que Aysén «tiene excepcionales y frágiles cualidades ambientales y una importancia mundial para la conservación, reconocida por el Banco Mundial y WWF (World Wildlife Fund, organización conservacionista internacional)» en un informe elaborado en 1995. «Es de las pocas zonas en el mundo que mantiene en gran medida su estado original, por lo que parte de su territorio es considerado Reserva de la Biosfera y se le está postulando como Patrimonio de la Humanidad», añaden los miembros de Patagonia sin Represas.
Según datos manejados por ese colectivo, las hidroeléctricas inundarían 5.910 hectáreas, «afectando la conservación, los intereses turísticos y la Estrategia de Desarrollo Regional de Aysén». Y eso no es todo. «Para transportar esta energía es necesaria una línea de transmisión de corriente continua de más de 2.300 kilómetros, la de mayor longitud construida hasta ahora. Este tendido cruzaría todo el país con 6.000 torres de alta tensión, de entre 50 y 70 metros de altura, utilizando una franja de terreno de 70 metros, provocando así la tala rasa más larga del mundo», advierten los conservacionistas, que no dudan en hablar de «ecocidio».
«Ni siquiera imaginamos lo que sucedería en la desembocadura del Baker si, por alguna contingencia climática, Hidroaysén se viera obligado a liberar millones de metros cúbicos de agua río abajo, como sucedió el año 2006 cuando Endesa abrió las compuertas de Pangue y Ralco -otras dos represas levantadas en el sur de Chile-, aumentando el caudal del BíoBío y agravando las inundaciones que se llevaron la vida de al menos siete personas», afirmaba en febrero pasado el ecologista Carlos Pérez Alvarado.
Los ecologistas y movimientos vecinales que se oponen a los planes de Endesa sostienen que muchas familias -aún no se animan a dar una cifra exacta- se verán obligadas a marcharse. «Estamos hablando de gente que ha vivido durante décadas en esta zona, que tiene a sus familiares enterrados aquí, y ahora resulta que les quieren desplazar por el interés de una empresa», comenta el periodista Patricio Segura, portavoz de Coalición Ciudadana Aysén Reserva de Vida.
Aquilino Olivares, un ganadero de Aysén, es uno de los pobladores que resultarían afectado por este proyecto. Hace algunas semanas estuvo en Madrid, acompañado por representantes españoles de Greenpeace, para amplificar sus reclamos. «Llegaron un día diciéndome que eran universitarios que querían hacer un estudio y les ayudé, hasta que vi que entraban en la zona como si fueran dueños de las tierras», explica. Ahora teme por su futuro, el de sus animales y el de sus tierras.
El ecologista Juan Pablo Dorrego denuncia las complicidades entre los sucesivos gobiernos de la denominada «Concertación» -formación política a la que pertenece la actual presidenta Michelle Bachellet- y los dirigentes de la empresa española en Chile. «La postura comunicacional reduccionista de Endesa y del Gobierno pretende establecer que los únicos afectados son los potenciales inundados o directamente afectados por otras obras y que, por lo tanto, éstos son los únicos que pueden reclamar y participar en el procedimiento administrativo. Sin embargo, lo que usan y destruyen las centrales no es simplemente agua, sino ríos, definidos en la Constitución como bienes nacionales de uso público. Por consiguiente, los afectados somos todos los chilenos», sostiene.
Tres de las cinco represas serán construidas en el río Pascua, el tercero más caudaloso del país y en el que viven los últimos huemules, unos pequeños ciervos en vías de extinción. Endesa, que lleva varios años operando en Chile, consiguió los derechos sobre este río en los últimos meses de la dictadura pinochetista. Las otras dos centrales hidroeléctricas serán construidas en el río Baker, el más caudaloso del país.
Endesa se defiende
Los empresarios que impulsan este proyecto, que requerirá una inversión de 2.500 millones de dólares y que no estará terminado hasta 2018, rechazan las acusaciones. Hernán Salazar, gerente general de Hydroaysén hizo públicas sus intenciones en marzo de 2007. Para ello se trasladó hasta Coyhaique, una de las localidades que se verían afectadas. Allí prometió priorizar «el desarrollo sustentable de la región, incluyendo los más altos estándares de calidad, con una estrecha participación de la comunidad local». Negó que la fauna y flora se viesen perjudicadas por las represas y aseguró que intentarán «minimizar» los traslados de familias cuyos predios quedarían bajo las aguas.
Patricio Segura, vocero de Aysén Reserva de Vida, admite que se trata de una «campaña épica» y que no resultará sencillo detener los intereses de la empresa española, que cuenta con el firme respaldo del Gobierno chileno. Así y todo, se muestra confiado en convertir esta pelea local en una batalla internacional. Uno de los primeros pasos ha sido conseguir la implicación de Greenpeace en Europa. «La campaña no debe ser solo de Aysén, sino de todo el mundo. Estamos hablando de un ejemplo de cómo las transnacionales van arrasando con el poco monte natural que nos queda, simplemente por intereses económicos. Estamos a tiempo de no cometer un ecocidio en una de las zonas más prístinas y puras de todo el planeta. Si podemos salvar la Patagonia, podemos salvar el mundo», pronostica.
Un valioso regalo: todos los derechos sobre las aguas, gratis
Un informe elaborado por el ecologista Juan Pablo Dorrego revela las estratégicas actividades de Endesa en Chile. «Aproximadamente el 90% de los derechos de agua del país pertenecen actualmente a Endesa. Gratis, a perpetuidad y sin justificación de uso. Estas aguas -bienes nacionales de uso público- fueron `registradas’, lo que en la práctica significa `adquiridas’, gratis por empresas como Endesa. Una vez que estuvieron en manos corporativas pasaron a valer millones de dólares. Ahora se trata de `regalarle’ dos de las cuencas hídricas más valiosas de Chile, y quizás del mundo, a una empresa cien por ciento privada y extranjera», lamenta.
J.F.
          ——————————————————————————————————–
 
 Hemos visto a través del tiempo que empresas transnacionales, toman lo que es patrimonio de todos y a pesar de las protestas de personas expertas en los temas de conservacionismo, ecologistas y pobladores afectados por la instalación de : -represas, celulosas, mineras que destruyen glaciares, etc.-, continúan las obras, amparados por organismos estatales que deberían proteger el ecosistema. Ya había escrito antes en este mismo blog, lo que sucede en Cobquecura con la instalación del ducto submarino que evacúa los desdechos de la celulosa Itata al mar.Hoy escribo sobre lo que está sucediendo en la Patagonia chilena.

        A continuación, dejo una dirección en donde podrán encontrar más detalles al respecto,     y una invitación a    participar en el consejo de defensa  de la Patagonia.

                   http://www.patagoniasinrepresas.cl/final/contenido.php?seccion=inscribete_consejo

 

                         ptorrespaine

 

                       MÁS NOTICIAS AL RESPECTO

                       http://www.ecosistemas.cl/1776/article-81265.html

                       http://weblog.greenpeace.org/chile/lanzamiento.htm

 

                         usar%20lanzamiento

 

                      

 

 

 

 
        
        
Esta entrada fue publicada en Organizaciones. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a REPRESAS EN LA PATAGONIA CHILENA, LA TIERRA PIDE AUXILIO, QUIÉN SE LO DARÁ?

  1. prakash dijo:

       hola etel….no sabes cuanto lo siento,ademas son empresas españolas las que pretenden llevar a cabo la burrada…..animo

  2. ALEXIS dijo:

    El interés del ser humano no tiene limites, y es en sus gobiernos donde mas se magnifica, sera quizás por sentirse ellos a salvo de estas barbaries, pues deberían saber que todas estas atrocidades ya nos están pasando factura a toda la humanidad y llegara el día que termine con todos nosotros, !Ojala!! que las movilizaciones por salvar la biodiversidad remedie en parte tantas practicas descerebradas, saludos, … Alexis

  3. JAUME dijo:

    Veo que Endesa actúa igual allí donde va. No tienen vergüenza estos tipejos de Endesa.

  4. etel dijo:

    Como bien dices tú Alexis, a ellos también les afectará el daño que le hacen a la naturaleza. O ¿se habrán comprado un terrenito en otro planeta donde podrán enviar a sus descedientes ?. En Chile la forestal Celco a dejado a su paso mortandad y desastre. La COREMA, se hace el desentendido. Yo he estado en las protestas por el ducto instalado en Cobquecura, se ha pedido que las autoridades hagan algo, que obtaculicen la facilidad que tienen estas empresas para instalarse en cualquier lugar, pero hacen oidos sordos.
    Los agricultores de la zona del Itata, lograron una certificación internacional, que declaró sus vinos como de la mejor calidad, ya que provenían de una zona libre de contaminación, con una cantidad de horas de sol que les da el dulzor exacto, y muchos requisitos más que exigen para que puedan añadir a las etiquetas, y así poder competir en el amplio mercado internacional, pués estos señoritingos, les quitaron de un plumazo todo lo que ellos demoraron años en lograr.
    A ellos no les importa el daño que hacen al contaminar, les interesa el dinero rápido. Ese es su negocio, como si no vivieran en la tierra.
     Estos señores que contaminan, son verdaderos terroristas ecológicos.

  5. etel dijo:

    El caso de los cisnes de cuello negro que murieron en bandadas a causa de la cloaca clandestina que tenían instalada. Nadie sabía por qué se estaba muriendo toda la fauna del lugar. Iban los inspectores ambientalistas, tomaban muestras de los residuos expelidos por los ductos que estaban declarados en los estudios de impacto ambiental, es decir los "ductos legales autorizados" y no encontraban la causa, mientras los cisnes seguian muriendo, hasta que alguien dió la voz de alerta¡¡¡¡¡ Habian encontrado un ducto camuflado y que no había sido declarado, por donde se tiraba todo el veneno directamente al lago.
    A forestal  Celco eso, le costó una "multita" y el cierre por un tiempecito, para que arreglaran la metida de pata.
    Dispensenme  los chiquillos, pero es que este tema me quema el alma y la pajarilla, como decía Violeta Parra  

  6. Koldo dijo:

     
    Hola Etel:
     
    Es increible el poder del dinero. El conducto ilegal que construyeron en Valdivia alguien lo construyó, debía estar reflejado en algún plano, en algún proyecto. Hay trabajadores que hicieron aquellas labores. Sin hablar de inspectores, permisos etc. Sin embargo todo queda oculto detrás de ciertos incentivos económicos. Realmente vergonzoso.
     
    Un abrazo Etel!!! Nos vemos.
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s